20 enero, 2010

El lado oscuro del arte...

Es fantástico ver una obra perfecta en algún museo, escuchar el renombre de tal artista y el lado bonito de su vida. Sin embargo, estando envuelta en este mundo, leyendo, viendo y oyendo material relacionado con esto, uno se entera de cada cosa que la verdad a cualquiera puede pasarle.

Me declaro fansesesese y hasta un poco "obsesionada" de Dalí y Frida Kahlo, no tanto de su obra (que no es mala) si no de sus vidas. Son todo un circo maravillosamente armado en cada caso por razones diferentes, la locura y el destino.
Poco a poco se sabe de la vida del excéntrico Salvador Dalí, ¿quién se iba a imaginar que el tímido Salvador se volvería en todo un personaje? Analizando sus obras tal vez uno se pueda dar cuenta de su distorsionada cabeza o sus miedos. Sobre todo al sexo, es más que sabido el miedo de este pintor por tan fabuloso acto, ni con su diosa Gala era capaz de hacer nada. Las fiestas eran verdaderas orgías surrealistas llenas de los más grandes vicios. Tal vez la culpa la tenga García Lorca y su intento por follárselo jojo, un amor señalado y negado hasta la muerte por el pintor, pero bien romántico.
Por otro lado Frida Kahlo, la personificación del dolor intenso también tiene sus detalles. Antes de Dieguito estaba Alejandro, el novio de la adolescencia y amigo hasta el final, miles de cartas de parte de ella mientras se encontraba postrada en la cama víctima del famoso accidente que prácticamente la destrozó. Cartas llenas de la más grande ñoñez no imaginada antes de Rivera, cartas que arrancan suspiros y tristeza; y a esto solo había pocas respuestas.

A pesar de eso, él era un aliento en su larga recuperación. Finalmente conoció a Diego y todo valió madres… Bueno no tanto así, Frida brilló en el mundo del arte pero tardó a consecuencia de Diego que un tiempo quiso limitarla, fue quien eligió que ella vistiera de tehuana y miles de cosas que influyeron en su éxito, ok bien ¬¬ el tipo gordo la ayudó de cierta forma. Y bueno después vienen los amoríos con Trovsky y bla bla bla.
Hay más artistas de los cuales no soy tan fanssss pero tienen sus detalles que fascinan a la gente, porque hay que admitir que la gente se interesa más en los detalles de su vida y de ahí surge el amor a la obra. Pocos son los artistas que brillan por su talento, pero generalmente siempre hay algo morboso en su vida o simplemente se muere de forma espectacular y PAM! Es el mejor artista visto.

Tienen a Modigliani un pintor bohemio que bien podría haber sido rockstar, digna vida para una película wait! Creo que si hay una O_o. Total, no fue hasta que murió el pobre hombre que reconocieron: - ¡Ah sí!, este wey es muy bueno. ¬¬ pinches putos. Leer su biografía me parece excelente y deberían hacerlo.
El lado contrario, Picasso y su interminable nombre, nació en el momento indicado. Una época donde el mundo del arte era un tema más de moda que nunca. Y si, tenía talento y todo eso, esposas, amantes y…

En la actualidad conozco el caso de un oaxaqueño instruido de la escuela de Tamayo y Toledo (este aún vive y yo creía que no), que murió hace ya bastantes años muy joven por borrachote digo, bebedor compulsivo de alcohol. Es hasta ahora que pinches obras valen un chingo y si sigue así será el Tamayo del futuro.

Considero que la época de finales de los 1800 y principios de los 1900, era casi éxito seguro ser pintor. Antes o ahora cuenta un pinche huev... esfuerzo obtener un renombre, que alguien se digne en mostrar tu obra y que ya mostrada se venda.
Y hay muchos más de los cuales podría decir más cosas, que quizás escriba algún día una segunda parte.

06 enero, 2010

Mi vida después de él.

Cuando cumplí los 15 años no era motivante ser la más fea del grupo de amigas o al menos sentirse así, vivir enamorada en secreto de un tipo que ni siquiera sabe que existes y vives suspirando cada día de tu vida por él. Años probando labios, ignorando que él estaba en algún lugar, suspirando al verlo. Todo esto hasta que supo que yo existia, que yo vivía por él.

Conocerlo me quitó la inocencia que aún poseia, a cambio me hizo ver la vida de otra manera. Viviendo con cordura alejada de él, una vida equilibrada que se derrumbó cuando el me habló, quizás pueda ser el error más grande que he cometido o viendolo desde otra perspectiva pueda ser la mejor lección aprendida.
Dejarme llevar por sus palabras me hicieron olvidar el mundo en el que vivía, todo giraba en torno a él. Una palabra suya era la alegria día a día, el roce de su mano en mi mejilla era una explosión en mi interior. Meses de esa euforia viví hasta que finalmente la lección llegó.

Un cabrón nunca cambia, NUNCA. Lo construido en mi mente tan tontamente se derrumbó dejando que viera la realidad.
Él cambió mi forma de pensar, mi forma de ver las cosas y fue un libro abierto para aprender todo sobre los HOMBRES.
ÉL es el culpable de que yo sea así. Así que agradezcan, al inombrable por cambiarme de la ñoña insegura a la perra desalmada. La que le vale madres la vida y no se la toma en serio.

PD: Podría ser el alcohol de quien hablo, pero lamentablemente si es un hombre.