21 abril, 2010

Pequeños placeres de la vida (No hablo de cogidas ¬¬)

La verdad no he tenido tiempo para pensar en un buen tema, es más nunca escribo acerca de algo bueno. Puras pendejadas surgen de este sitio, pero ahora me dio por regalarles algo bonito, con corazoncitos y toda la cosa.

Existen momentos en que es necesario tener un placer en la vida que te saque una sonrisa (Awww cursi ¬¬) Aqui lo primero que viene a la mente es una buena revolcada en la cama pero no, esta vez no me refiero a eso. Una cogida en un gran placer y yo hablo de pequeños placeres.

Nadie se acuerda de esos pequeños detalles, la mayoría de las veces bastante estúpidos y ñoños. Tal vez por eso nadie habla de ellos por que somos bien machos todos aquí. O qué no? *se empina su botella de tequila*

Pero ñiños y ñiñas, a llegado el momento de descubrir sus pequeños secretos, no me refiero a si todavía usan boxers de spiderman o calzones de conejitos, NOOOO. ¿Quién no a disfrutado el simple hecho de estar acostado en el pasto, piso, lo que sea y ver al cielo como pendejo?

Cosas tan insignificantes como comer un helado de chocolate (en barquillo, por supuesto), un beso en la mejilla, el olor a tierra mojada, meter la mano en un costal de frijol negro (el bayo no funciona igual), caminar descalso en la playa, etc. Así existen un sin fin de ñoñerías que a cualquiera les ha robado un suspiro y una satisfacción. Pero que me dicen del pequeño placer de llegar al baño cuando llevas dos horas aguantándote, arrancarte una costra o morderte los dedos.Hay placeres de todo y para todos...

Ok ya se lo que están pensando. Nada como una buena cogida ¬¬ Uno q trata de orientarlos a cosas más lindas y no se dejan. ¡Joder! Pues váyanse a coger entonces.