28 julio, 2010

No suelo ser así todos los días.

No me peino, por que me da flojera. Aunque el cabello corto no ayuda y de vez en cuando una plachada tengo que pasarle.

Los domingos no me baño, es una regla que todos deberíamos cumplir. Es domingo, ni las ratas salen de sus hoyos.

No uso vestidos, soy muy alta y flaca para lucirlos. Prefiero unos jeans viejos.

Odio los tacones, suelo comprarlos de vez en cuando y tengo demasiados. Pero no suelto los tenis, por seguridad.

Como hamburguesas, pizza, tacos y otras cosas como si fuera un trailero. No me importa ensuciarme o verme mal, es parte de mi gracia.

Eructo de vez en cuando, por seguridad no por mala educación.

Digo más groserías que todos ustedes juntos y a pesar de que no me escucho bien, me viene valiendo un carajo.

Prefiero ver el fútbol sobre la gimnasia y el ballet.

Prefiero el rock ante cualquier otro tipo de música, pero de vez en cuando una cursilería se cuela por los rifts y me saca una lágrima.

Adoro los autos y puedo pasar horas viéndolos. Un mustang no se compara con nada, NADA.

Me muerdo los dedos, tropiezo con todo y olvido hasta mi nombre. Soy un costal de defectos y aún así no me cambio por un gramo de su feminidad. No suelo ser así todos los días, hay peores.