02 marzo, 2012

A un paso de la fama y de ser dios, o en el peor caso, Niurka.

¿Cuál es el objetivo de un artista para estudiar y dedicarse a eso? ¿Fama o la muy citada frase de amor al arte?
Para empezar, soy de esas que odia decir "artistas" a los practicantes del arte plástico, la palabra por desgracia en la actualidad no solo se refiere a un maestro de la pintura o la escultura, sino también a la cantante que es reina en la feria de mi pueblo.
Por otro lado, decirles maestros es un poco denigrante para aquellos que se mataron estudiando su maestría ,mientras que estos pintores autodidactas gozan del título por el simple hecho de ser un genio conocido en el arte.
No hay forma de nombrarlos, solo clasificarlos en pintores, escultores, fotógrafos, etc.
Regresando a la duda inicial, aficionados al arte hay demasiados. Señoras que se creen pintoras porque es su pasatiempo en la vida diaria de una socialité, frustrados que estudiaron otra cosa porque el arte no deja dinero y ni modo que muera de hambre. Esto último, no creo que le pase a Manuel Felguerez ni a Leonora Carrington, bueno, antes de que muriera. Entonces, de qué depende que un artista sea famoso, de su talento, de sus relaciones o su carisma.
La verdad, eso no importa, pero puedo apostar que el 70% de ellos empiezan por amor al arte, con el objetivo de que su obra sea conocida en todo el mundo; sin embargo, es ahí en algún punto cuando la humildad se transforma y vale madres para convertirse en una diva que ni el suelo lo merece. He conocido a ambos, y cuando conozco la carrera de la "diva" es cuando comprendo porqué los llaman artistas. Seguro la actriz que empezó de chacha en las novelas y luego se hizo protagonista pasó de buscar incansablemente entrevistas, al no querer ni que la cámara la enfoque. Es una artista, dicen.

Dalí, el genio surrealista de mente revuelta pasó de un tímido estudiante a un ególatra pintor que sabía que era un genio. Pero wee, es Dalí. No hay en la actualidad un artista plástico que se le compare. Mientras la gente los mencione, los compre, los admire, las divas crecerán y olvidarán dónde comenzaron y cuando fue que realmente hicieron arte.